lunes, 10 de octubre de 2016

Un Bodhisattva en el metro


Aunque ya lo he visto varias veces, no me canso de repetir. El vídeo que hoy os traigo tiene el poder de hacernos ver en breves instantes la mascarada en la que vivimos y catapultarnos fuera de este mundo cerrado y de habitantes serios y malhumorados. Os invito a reír conscientemente con él y a inaugurar una nueva mirada sobre vosotr@s y vuestro entorno, si es que estáis contagiados de la tristeza ambiental y de las preocupaciones que teje constantemente la mente. ¡Buena risa liberadora!




Cortometraje francés realizado en Bruselas en 2003.
Alías ​​"Bodhisattva en el metro".

Pocas cosas hay tan contagiosas como la risa. Una especie de Buda Feliz entra en un metro lleno de gente gris y se produce la luz.

Este video relata la historia de un curioso personaje que toma un tren lleno de gente gris en una gran ciudad y a su modo encuentra la manera de alegrar al resto de los pasajeros.

El corto de Christine Rabette titulado MERCI, nos muestra con un ejemplo muy simple como se transmite magnéticamente la vibración por simpatía o resonancia.

Podemos influir en los demás con nuestra actitud, y darnos cuenta de esto conlleva una gran responsabilidad, la de observar qué estamos irradiando. La vibración que emitimos, cuando está ligada a la Energía del Amor, (como se muestra en este video), deja una buena huella por donde pasamos, y eso es un ¡Misión cumplida!.

El hombre del film sólo se ríe. ¿De qué? ¿Porqué?. Eso no importa. Importa lo que logra transmitir, el efecto que eso tiene en el grupo.

Un Bodhisattva (Sattva, ser viviente, y Bodhi, iluminación) para el budismo tibetano, es alguien que se halla en el camino de la iluminación. Motivado por la compasión, busca su propia iluminación y trabaja por la de los demás. Podemos decir que este hombre es un Bodhisattva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuelve Pronto

Muchas gracias por tu visita, y no olvides dejar tu comentario antes de irte.

Sígueme por e-mail